Spread the love

A través de una extensa misiva, el Sindicato de Trabajadores de Tigo, Une, EPM y afines se pronunció en las últimas horas con respecto al proceso de revocatoria que se pretende efectuar en Medellín en contra del alcalde Daniel Quintero Calle y expusieron sus argumentos de por qué no debe llevarse a cabo, pues desde su óptica afectaría de manera grave los intereses de la ciudadanía.

En el comunicado, los trabajadores destacaron obras como el metro de la 80, que ha generado más de 1.000 empleos; la matrícula cero para más de 24.000 estudiantes de estratos 1,2 y 3; y, sobre todo, la lucha que ha librado el burgomaestre en el caso Hidroituango, con la sanción por 4,3 billones impuesta por la Contraloría contra 26 personas naturales y jurídicas: Entre ellas los contratistas del proyecto.

«Estos hechos de cuyos resultados da cuenta, que el elegido alcalde se convirtió en el más votado en la historia de Medellín, se ha constituido en ‘tragedia existencial insuperable’ para quienes, desde el uribismo, aun pasados no menos de 24 meses de las elecciones, no han podido conciliar el sueño», se levó en el comunicado.

Según el sindicato de trabajadores, «Estamos en presencia de una administración municipal que asumió y llevo a los estrados a quienes venían desde otrora en el curubito de los más exquisitos réditos de la contratación, le puso el pecho a la situación de Hidroituango acerca de las responsabilidades, daños, perjuicios y sobrecostos; sin duda se tocaron intereses muy poderosos».

Para la agremiación, pretender una revocatoria contra quien, según en las encuestas, está por encima de otros mandatarios locales como Claudia López (Bogotá) y Jorge Iván Ospina (Cali), ubicándose como el gobernante con mayor favorabilidad con el 59%, «se traduce en que su legitimidad, a la luz de la ciudadanía, sea mucho más vigente».

«Como puede verse, se ha montado toda una campaña carente de fundamento lo que deberá llevar a que nos llenemos de valor y la plena convicción de que en Medellín las cosas no son como pretenden hacernos creer, todo lo contrario estamos pasando por un momento histórico importante y trascendental para la ciudad y el país frente a lo que significa mantener unas EPM como patrimonio público«, precisó el sindicato.

El conglomerado de empleados oficiales dejó en claro que todas sus acciones están dirigidas a que trabajadores, estudiantes, profesionales y comunidad en general, para que «acudamos masivamente el día de las elecciones de manera contundente votemos por la refrendación del elegido alcalde Quintero».

«Es ahora o nunca, es el momento de salir apoyar con nuestro voto la no revocatoria y a demostrar que la democracia se respeta», reafirmó.