Comparte este contenido

La ministra designada de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, TIC, Mery Gutiérrez, le salió al paso a las informaciones sobre una presunta inhabilidad para posesionarse como titular de la cartera, tras la escogencia hecha por el presidente de la República, Gustavo Petro.

En un comunicado a W Radio, y en especial al periodista Daniel Coronel, quien en su tira, ‘El reporte Coronel’, se refirió a lo que serían millonarios contratos recibidos por Programar Televisión, de la que fue socia, la funcionaria dejó en claro que no está impedida para el cargo.

«Accionistas “visibles” y “ocultos”: el acuerdo entre la MinTIC y ex Coldeportes», fue titulado el informe, en el que denunció un presunto favorecimiento con millonarios contratos con Coldeportes, gracias a lo que serían las gestiones de la excoordinadora de contratación, Ruth Forero.

Lo cual, según el comunicador, configuraría un conflicto de intereses; el mismo que ella negó de manera tajante, pese a que no pudo posesionarse este jueves como estaba previsto.

«No existe ninguna causal de inhabilidad, ni incompatibilidad, para el ejercicio del cargo para el que he sido designada», reveló Gutiérrez en el inicio de su misiva, compuesta por cinco puntos.

En la misma, reconoció que hizo parte de la demanda que adelanta esta programadora desde hace más de 10 años en contra de la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV), producto de «una legítima aspiración a hacer parte de un canal de televisión».

«Y que persigue el propósito de la pluralidad en la información en Colombia. He declarado que existe un conflicto de interés frente a este proceso, para el que he solicitado se designe un ministro ad-hoc que atienda el asunto cuando se requiera», agregó.

Según la entrante ministra, «Daniel Coronel ha olvidado aclarar que es parte interesada en el proceso que adelante contra la ANTV, por los espacios de Canal UNO, que fueron adjudicados».

Y que, según su escrito, actualmente son usufructuados por la sociedad ‘PLURAL comunicaciones’, de la que hace parte NTC: empresa de la que es socio el experimentado periodista.

En lo que respecta a Forero, Gutiérrez señaló que no es, ni ha sido accionista de Programar Televisión. Según su versión, el documento al que Coronel hace referencia se elaboró como parte de una operación comercial entre privados que finalmente no se consolidó.

«No fue aprobada por la superintendencia de sociedades, ni por el tribunal superior de Bogotá, sala civil. Este documento hace parte del proceso civil al que el doctor Daniel Coronel accedió como puede acceder cualquier ciudadano, no se trata de nada secreto, guardado u oculto», expresó.

«Es importante precisar que la doctora Forero culminó su gestión como servidora pública en el año 2010 y solo dos años después 2012 se suscribió el fallido acuerdo», puntualizó en su comunicado la ministra.