Comparte este contenido

El Alcalde de cota, Néstor Guitarrero, quien se encuentra a menos de un mes de culminar su mandato en el municipio, se encuentra nuevamente en el ojo del huracán. El mandatario saliente estaría alistando la expedición de un decreto, con el que pretendería crear 63 nuevos cargos en la administración para, presuntamente, pagar favores políticos, al no escoger a los ocupantes por proceso meritocrático, como lo indica la ley.

Sin embargo, para este tipo de procesos, la ley dicta que cualquier funcionario en carrera debe merecer el cargo a través de un proceso meritocrático. Por este motivo, la Comisión Nacional de Servicio Civil se encargó de establecer las condiciones y hacer las convocatorias públicas, para que cualquier ciudadano colombiano pueda presentarse al examen y así participar conforme a sus habilidades y conocimientos, en un concurso en el que a los mejores puntajes se les otorga el cargo.

En dicho decreto, Guitarrero mandaría a crear específicamente 63 cargos “cuya naturaleza son de carrera administrativa”, además de que los salarios en estos se pagarán “con cargo a los gastos de funcionamiento de la entidad territorial con plena observancia de los topes máximos señalados en la Ley 617 de 2000 o la norma que la complemente o sustituya”.

La alcaldía argumenta que la modificación de la planta de personal es necesaria para atender las demandas de crecimiento, mejoramiento, expansión o transformación en la gestión municipal.

Acciones legales contra el alcalde de Cota

El ciudadano Hugo Álvarez Rosales presentó una acción popular ante los Juzgados Administrativos de Facatativá, solicitando medidas cautelares de urgencia para frenar la aprobación del decreto, argumentando que su expedición a solo un mes del cierre del periodo de gobierno, constituiría una amenaza al patrimonio público del municipio y a la moralidad administrativa.

Según el Director de la Veeduría Ciudadana, Pablo Bustos, en estas acciones se solicitaron que se vinculen al proceso judicial a los funcionarios que han participado en el proyecto de elaboración de un decreto a toda luz inconstitucional e ilegal.

“Son unos bandidos que literal se robaron el municipio y ahora pretenden atornillar a sus hermanos, hijos e incluso novias en cargos de carrera, y no contentos con eso alargaron cientos de contratos corbata con personas que además de hacer parte de una nómina paralela, no hacen nada, ni se les ve ir al municipio”, aseguró Pablo Bustos.