Comparte este contenido

Se calcula que en Colombia se reportan al año cerca de 200 demandas, ante la Superintendencia de Industria y Comercio – SIC, por competencia desleal e infracciones de derechos de propiedad intelectual, procesos entre los que se encuentra la usurpación o imitación de marca y nombre.

Estas batallas legales demandan tiempo y costos adicionales para los emprendimientos y negocios: “Estos procesos son largos y engorrosos, a eso se suma lo difícil que es emprender en Colombia por las condiciones naturales del país y la alta carga tributaria”, aseguró el Fundador y CEO de ZOE Company S.A.S., Cristian Arango Tabares.

Según Arango, pagar estas asesorías jurídicas incurre en gastos que no están contemplados y llevan mucho tiempo, pero, para él “vale la pena dar la pelea por defender la marca y el nombre que por años hemos posicionado para que lleguen otros a usurpar tu identidad o conjuguen nombres similares”.

La batalla legal que ganó ZOE

ZOE tiene casi una década en el mercado y acaba de ganar una demanda interpuesta para proteger la propiedad intelectual y garantizar una competencia leal. Después de cuatro años, la Superintendencia reconoció como legítimo propietario del signo a Cristian Arango.

La contienda comenzó en 2019 cuando ZOE Company S. A. S. recibió una advertencia sobre la prohibición de utilizar la expresión ZOE, debido a la supuesta contravención de una marca registrada.

“Desde entonces, términos como «registro de marca», «oposición a registro de marca» y «notoriedad» se convirtieron en parte integral de la realidad diaria de la compañía. Finalmente, y luego de una ardua batalla, se reconoció la existencia del nombre comercial ZOE Company, primero a nombre de Cristian Arango y luego de ZOE Company S. A. S. En un veredicto crucial, la SIC negó solicitudes de registro para marcas como SOE, SOEDENIM, BE ZOÉ y SOE SOWER, respaldando así la exclusividad de ZOE company en el mercado”, confirmó Arango

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ZOE COMPANY (@zoe__company)

La SIC emitió órdenes en las que insta a terceros a abstenerse de utilizar expresiones confundibles como SOE DENIM, SOE, ZOE, BEZOÉ y ZOE LIFE para identificar prendas de vestir. Cabe recordar que, el incumplimiento de estas órdenes puede resultar en multas sustanciales y, en casos extremos, en la comisión de un delito por fraude a resolución judicial.

Para Cristian Arango, este veredicto le trae un desafío a la marca en el mercado, donde deberá mantener este posicionamiento: “Para este propósito la compañía ha implementado una política de expansión a través del modelo My Franquicia ZOE”.

Andrea Díaz Salazar, Socia de MDS Consultorías, invita a las empresas a proteger los intangibles, y señaló que “este triunfo legal refuerza la importancia de salvaguardar los activos comerciales en un mercado donde la competencia puede amenazar la identidad de una marca consolidada”.