Spread the love

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció su conferencia matutina de este 10 de enero con voz ronca y nariz constipada, por lo que dijo que se sometería a una prueba para descartar un posible contagio de coronavirus.

Por segunda vez en lo que va de la pandemia, el mandatario anunció que tiene COVID-19 con «síntomas leves», por lo que se mantendrá aislado hasta qe

El anuncio del presidente sucede en medio de un incremento de contagios por Coronavirus debido al avance de la variante Ómicron.

La semana pasada, México alcanzó los 4 millones de casos acumulados de COVID-19 y rebasó la frontera de las 300.000 muertes.

López Obrador aclaró que sólo realizará trabajo de oficina e informó que será el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien lo supla en las conferencias de prensa y otros actos públicos.

El presidente mexicano ya había dado positivo al virus hace casi un año, el 25 de enero de 2021, cuando el país latinoamericano atravesaba por otra ola de contagios. En aquella ocasión, también presentó síntomas leves.

Con la información de Sputnik