Comparte este contenido

Según las autoridades, por lo menos una persona murió y trece resultaron heridos en un aeródromo militar en la península de Crimea, luego que varias municiones explotaran, dejando por lo menos siete aviones rusos destruidos.

«Varias municiones destinadas a la aviación explotaron en un depósito situado en el territorio del aeródromo militar de Saki, cerca de la localidad de Novofiodorovka», dijo el Ministerio de Defensa en un comunicado difundido por las agencias de noticias rusas.

En lo expuesto por los voceros del gobierno ruso, se aseguró que la deflagración no se debió a ningún tiroteo o bombardeo, aunque aún no se detalla el origen de estas explosiones.

Una vez ocurrido el hecho, el ejército ruso aseguró a los medios de comunicación que no había víctimas, pero más tarde Serguéi Aksionov, el dirigente de Crimea, informó que había una persona fallecida.

“Lamentablemente murió una persona. Expreso mi más sentido pésame a su familia”, escribió Aksionov en Telegram.

Asimismo, Konstantin Skorupski, el ministro local de la Salud, señaló que entre las personas resultaron heridas se encuentra un menor de edad.

De igual manera, las autoridades locales también indicaron que 30 personas fueron evacuadas de Novofiodorovka.