Comparte este contenido

Estados Unidos confirmó en las últimas horas una operación antiterrorista contra Al Qaeda en Afganistán, y eliminó a su líder, Ayman Al-Zawahiri, según fuentes oficiales, que revelaron detalles de la operación efectuada en el país asiático.

Según se confirmó a la prensa por parte de funcionarios del gobierno, la ofensiva norteamericana contra esta estructura criminal había sido un éxito y no había provocado ninguna víctima civil. Y todo porque se llevó a cabo con drones de alta precisión.

«Durante el fin de semana, Estados Unidos llevó a cabo una operación antiterrorista contra un importante objetivo de Al Qaeda en Afganistán. La operación fue exitosa y no hubo víctimas civiles», dijo el funcionario.

A su vez, confirmó la hora y el día exactos en el que se efectuó el ataque con drones, el cual fue ordenado directamente por el presidente Joe Biden. Así se dio de baja al heredero del temido Osama Bin Laden, dado de baja el 2 de mayo de 2011, durante el gobierno de Barack Obama.

«A las 21:48 hora del este (1:49 GMT) del 30 de julio, 6:18 hora de Kabul del 31 de julio, Estados Unidos llevó a cabo una operación antiterrorista de precisión en Kabul, Afganistán, bajo la dirección del presidente, que apuntó y mató al actual líder de Al Qaeda», declaró el funcionario.

Desde principios de año, efectivos estadounidenses habían localizado una casa usada como escondite en Kabul, en la que Al-Zawahiri escondía a su familia. Para asestar el golpe, estudiaron la estructura de la casa, los riesgos para los civiles y su cotidianidad, en la que permanecía siempre en el inmueble.

«Estudiaron la construcción de la casa, con el objetivo de atacarlo sin amenazar la integridad estructural del edificio, para minimizar el riesgo para los civiles», señaló la fuente.

El funcionario añadió que la muerte de Al-Zawahiri degradará la capacidad de Al Qaeda para operar contra el territorio estadounidense. EE.UU. confía en que no haya muerto ninguna otra persona en el ataque, además del cabecilla de esta organización.

El alto funcionario también dijo que Estados Unidos no alertó a los talibanes sobre el plan de Washington de efectuar el ataque que mató al líder del grupo terrorista. Por este sujeto, el país del ‘Tío Sam’ ofrecía una recompensa de 25 millones de dólares.

Con la información de Sputnik