Spread the love

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, sancionó la Ley de Insumos Agropecuarios, que permite la creación de un fondo para beneficiar a pequeños y medianos productores, así como promueve el uso de fertilizantes y abonos amigables con el medioambiente, entre otros temas.

El nuevo fondo contará con recursos por $70.000 millones durante el primer año y se financiará con el 10% de las utilidades generadas por el Banco Agrario de Colombia en el 2021, apropiaciones del Presupuesto General de la Nación y aportes voluntarios de personas de derecho público y privado.

Esta ley, que ha sido liderada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, surge en medio del panorama global de incremento de precios de los commodities, en particular, de los necesarios para la producción de insumos, su transporte y comercialización.

«Colombia se convierte en el primer país en tener una ley que permite enfrentar la coyuntura de precios de los insumos y fortalecer la transición ecológica hacia una agricultura más sostenible», destacó el Ministro de Agricultura, Rodolfo Zea Navarro.

Adicionalmente, según explicó el jefe de la cartera, esta normativa establece 0% de arancel a las importaciones de insumos agropecuarios, con el fin de reducir los costos y mejorar la rentabilidad de campesinos y productores colombianos.

«La nueva ley es un paso fundamental para contrarrestar distorsiones que se puedan presentar en el mercado y formular una política integral con actores de la cadena y condiciones que permitan resolver el problema», añadió Zea Navarro.

Este proceso estará apoyado en otro factor fundamental -según MinAgricultura- que incluye la ley: La creación de un observatorio para el mercado de los insumos, lo que le permitirá a los productores y entidades involucradas contar con información sobre el mercado de insumos agropecuarios.

Ala vez que fortalecerá la vigilancia de los precios de estos productos, trabajo que se llevará a cabo con la Superintendencia de Industria y Comercio. La iniciativa también contempla la definición de una política con énfasis en el uso de bioinsumos y la posibilidad de apoyo al desarrollo de nuevos proyectos en el país.

Lo anterior para la producción de insumos y bioinsumos agropecuarios. «Estas herramientas nos permiten tener una agricultura climáticamente inteligente, para mejorar la extensión agropecuaria y capacitar a los productores en el uso de los mismos», enfatizó el funcionario.