Comparte este contenido

Ante el Congreso de la República, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, y el director de la Dian, Luis Carlos Reyes, radicaron este lunes el texto del proyecto de la reforma tributaria, con el que se busca recaudar, en el primer año, cerca de 50 billones de pesos, hasta llegar a los $50 billones.

El documento presentado ante el legislativo incluye un impuesto al patrimonio para personas naturales que tengan un patrimonio líquido de $3.000 millones, y la declaración de renta para quienes ganen más de $10 millones al mes.

A su vez, se propone reducir el monto de los beneficios en las cuentas de ahorro (AFC) a unas 700 Unidades de Valor Tributario (UVT) como máximo. En cuanto a ganancias ocasionales, el impuesto pasará del 10 al 20%.

Y se incluirán las personas que tengan como herencia familiar una vivienda cuyo valor, según se fijó en el texto, «equivalga a un patrimonio similar al de un contribuyente que recibe ingresos mensuales por más de $10 millones».

En síntesis, esta reforma busca el pago de más impuestos del 1% de los colombianos más ricos, además de revisión de las exenciones a las empresas. Por lo pronto, se mantendrá impuesto a la renta de 35% para todas las compañías y 38% para las entidades financieras.

Otros gravámenes

Del mismo modo, las exportaciones de metales como oro, y recursos no renovables carbón y petróleo, cuando se supere un determinado nivel de precio internacional, también tendrán que pagar un tributo excepcional por este fin.

Y como se adelantó, se pondrán en marcha lo que se ha denominado los impuestos saludables, los cuales aplicarán para las bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados, con lo que, además, se busca desestimular su consumo.

«Se gravarían en función del contenido de azúcar en gramos por cada 100 mililitros de bebida», se leyó en el texto que ya es obtejo de discusión por parte de los congresistas, aliados en su gran mayoría a las políticas del entrante gobierno.

En este mismo sentido, el día sin IVA impulsado por el gobierno de Iván Duque llegará a su fin. Lo anterior, porque según el ministro Ocampo solo se veían beneficiados los sectores de altos ingresos y capacidad de consumo, y no a las clases menos favorecidas.

Asimismo, el Gobierno quiere gravar la venta e importación de los productos plásticos utilizados para envasar, embalar o empacar bienes por única vez. Otra de las medidas que también tiene como fin desincentivar su uso.