Comparte este contenido

La tasa de desempleo a nivel nacional en diciembre se situó en 10%, lo que llevó a que, en 2023, la tasa promedio bordeara 10,2%, presentando una reducción de un punto porcentual frente a 2022 (11,2%).

En su última columna para La República, Jonathan Malagón, presidente de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, señaló que la creación de empleo en 2023, en promedio, fue de cerca de 756.000 empleos, siendo los sectores de alojamiento y servicios de alimentos, así como transporte y almacenamiento, los que más contribuyeron a la ocupación.

Añadió que “los empresarios reconocen la importancia de la generación de empleo, incluso en ramas de actividad intensivas en capital como la financiera. Al respecto, el sector financiero, aun cuando se vio sujeto al efecto del alza en las tasas de interés y la desaceleración económica, incrementó la cantidad de ocupados en cerca de 0,8%, alcanzando así los 422.000 empleados en 2023. Mantener este nivel de ocupación, junto con el incremento de las inversiones para ofrecer más y mejores servicios, da cuenta del compromiso que tienen las entidades financieras con el bienestar de los ciudadanos”.  

El líder gremial recalcó que, las cifras agregadas deben tomarse con cautela, ya que el país continuó registrando una tasa de desempleo de dos dígitos, superando así a pares regionales como México, Perú y Chile, que presentaron en 2023 tasas de 2,8%, 6,9% y 8,6% respectivamente.

También indicó que “las perspectivas para el presente año no son del todo alentadoras en la medida en que la economía, aunque se prevé que se recupere, lo hará de manera muy gradual, impidiendo así que las tendencias que viene mostrando el mercado laboral se reviertan con celeridad. Lo anterior representa uno de los mayores retos para el país, puesto que, de materializarse esas expectativas, no solo retrocederíamos respecto a los avances realizados en el periodo posterior a la pandemia, sino que también supondría una fuente de inestabilidad social y un menor impulso a la dinámica del consumo de los hogares”.

Concluyó que los recortes a la tasa de interés por parte del Banco de la República, que se darán a lo largo del año, sin duda alguna contribuirán a generar más empleo en sectores intensivos en mano de obra como el comercio, atenuando así las expectativas de deterioro.