Comparte este contenido

Ciudad de México 02 de febrero de 2024.- En un hito histórico en la Ciudad de México se firmó la creación de la Red Iberoamericana de Fomento a la Economía Social y Solidaria integrada en un trascendental convenio entre Chile, Colombia, Brasil, Guatemala, México y España.

Del 29 al 31 de enero, representantes de estos países se reunieron en México en la primera Conferencia Marco para la creación de esta Red Iberoamericana, así como para intercambiar ideas y experiencias, fortalecer el sector y abordar temas cruciales como la perspectiva económica centrada en las personas y la integración financiera de actores y empresas.

En esta firma estuvieron presentes la Ministra Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del gobierno de España y el Instituto Nacional de Economía Social de México (INAES), una alianza, que marca un punto de partida crucial y tiene como objetivo impulsar, incentivar, respaldar y fortalecer la democracia y la justicia social en la región, con la mirada puesta en propiciar un desarrollo económico y social sostenible.

En el encuentro, la Ministra Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno de España, destacó la importancia de la Economía Social y Solidaria a nivel mundial. Joel Hernández García, subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, subrayó la incapacidad del modelo económico actual para resolver los problemas actuales, abogando por eventos como este para crear sociedades más justas y fraternas.

El Director del INAES, Juan Manuel Martínez Louvier, dijo que la Economía Social y Solidaria –en este contexto de crecientes desigualdades estructurales y desafíos medioambientales– emerge con fuerza como una alternativa viable.

La Red nace con la intención de catalizar este enfoque económico, estableciendo las bases para un comercio solidario. Su propósito fundamental es democratizar los procesos económicos de producción, consumo y ahorro colectivos, aliviar desigualdades y priorizar a las personas sobre el capital.

La comunidad internacional asume la responsabilidad de impulsar la Economía Social y Solidaria, reconociendo en ella la clave para alcanzar un desarrollo sostenible y el bienestar. Se insta a los gobiernos a actuar decididamente, visibilizando esta alternativa, generando políticas públicas y presentándola como una opción frente al modelo económico actual.

La Red se posiciona como un motor de cambio al promover la creación de empresas sociales con beneficios económicos, sociales y ambientales para las comunidades de la región. Su meta general es consolidar un bloque regional que fomente la Economía Social y Solidaria, estableciendo condiciones propicias para el desarrollo de un comercio solidario que aborde las desigualdades estructurales arraigadas en la región.

Los estatutos de la Red, alineados con los principios de la OCDE, la OIT y la Asamblea General de las Naciones Unidas, reflejan misiones clave:

Consolidar un bloque regional para la promoción y desarrollo de la Economía Social y Solidaria, estableciendo condiciones que democraticen los procesos económicos de producción, comercialización, consumo y ahorro colectivo.

Promover la Economía Social y Solidaria como modelo de inclusión económica, priorizando a los sectores tradicionalmente excluidos y reafirmando el compromiso con las comunidades.

Contribuir a la voluntad política de los gobiernos, influyendo en legislaturas, estrategias nacionales de desarrollo y políticas públicas.

El Director del INAES, Juan Manuel Martínez Louvier, celebró este primer paso de integración entre Brasil, Colombia, Chile, Guatemala, España y México para encontrar instrumentos comunes para fortalecer la economía de la gente.

Como resultado de estos tres días de intercambio, los países de la Red acordaron que la coordinación quedará a cargo del Instituto Nacional de la Economía Social del Gobierno de México.

El tema de la migración fue abordado con profundidad y se explorarán los modelos para que la ESS ayude desde sus organismos a la mitigación del fenómeno en los territorios de expulsión, comparta experiencias en el acompañamiento a migrantes y perfeccione mecanismos financiero para el mejor uso de las remesas.

Además, los Organismos Financieros Internacionales presentes, acordaron mantener los diálogos para innovar en productos y servicios específicos para fortalecer la ESS en la región.

El cierre del evento, presidido por Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de México, enfatizó la necesidad de hacer frente al modelo económico dominante y construir un estado social con intereses colectivos. Destacó que México está inmerso en un proceso de cambio y llamó a más países a unirse a este movimiento, enfatizando la importancia de construir vínculos tangibles y reales a través de la Red Iberoamericana.

Este trascendental paso adelante no solo se limita a la creación de una red económica, sino que se proyecta como un proyecto político, social y comunitario integral. La Red Iberoamericana de Fomento a la Economía Social y Solidaria emerge como un faro de esperanza y un compromiso conjunto hacia un desarrollo sostenible, solidario y equitativo en la región.

Foto Cortesía: EFE