Comparte este contenido

El mundo ciclístico se vio sacudido este jueves tras la decisión del pedalista boyacense Nairo Quintana de no hacer parte de la Vuelta a España, luego de recibir la sanción de la Unión Ciclística Internacional (UCI), que lo descalificó del pasado Tour de Francia y le quitó su sexto lugar.

En un video de apenas 41 segundos, Quintana expresó los motivos de su determinación, luego de que la UCI lo castigara al detectarle, en un control antidopaje, la presencia de tramadol en su organismo: medicamento prohibido por la entidad, no así por la Agencia Mundial Antidopaje.

«Prefiero retornar a casa, organizar y preparar mi defensa sobre la notificación que me ha llegado en el día de ayer (miércoles) y demostrar que no tengo ningún problema», indicó Quintana en el clip, que rápidamente se volvió viral en las redes sociales.

«No tengo cabeza, el cuerpo no está para hacer la competencia. Había dicho que iba a hacer la Vuelta a España, pero no», agregó el deportista en su pronunciamiento, que desató una ola de solidaridad con el deportista del equipo Arkea Samsic.

Así pues, a solo un día del inicio de la carrera, considerada la tercera más grande del calendario ciclístico por detrás del Tour y el Giro de Italia, Nairo desistió de competir; aun cuando podría hacerlo, pues sobre él no pesa ningún tipo de suspensión con lo dicho por la UCI.

Expertos consideraron que la decisión de Quintana se debe a que solo tiene 10 días para interponer un recurso de apelación ante el Tribunal de Arbitramento Deportivo (TAS, por sus siglas en francés), que incluso podría haberlo hecho retirar en plena competencia.

 

«